CÓMO CONSERVAR EL MARISCO EN CASA

Tras varias consultas y viendo la gran cantidad de dudas al respecto, hemos decidido hacer este post, para que podáis conservar el marisco fresco en las mejores condiciones, tanto en el frigorífico como en el congelador.

La importancia de conservar el marisco correctamente es debido a que, una vez lo recibís, no es para consumir en el momento.

Las claves de la conservación

La principal es no romper la cadena de frío para que nos aguante más. Se tiene que tener en cuenta que una vez sacado del agua, aunque tenga un aguante sorprendente de días, el animalito empieza a morir. Se ha  de valorar la gran capacidad de aguante que tienen.

En fresco se recomienda consumirlos en 2 o 3 días máximo si se han conservado bien en el frigorífico. La manera más adecuada es en la parte menos fría de la nevera, que será la de mes abajo. han frigoríficos que tienen un apartado específico  para guardar este tipo de alimentos.

Además hay que hacerlo de la siguiente manera: sacar de la bolsa o envase y cubrirlos con un trapo húmedo.

Si vemos que no los consumiremos pronto, poder cocinarlos y una vez enfriados introducirlos en el frigorífico. También podemos congelarlos cocinados bien envueltos en film (en el caso de crustáceos grandes) o tapper. En el caso de los moluscos con la su propia agua. De este modo pueden aguantar entre 3 y 6 meses.

CONGELAR SIN COCINAR O COCINADOS

Crustáceos tipos cangrejo: buey, centollo, nècores… Cocinados: Una vez hervidos y enfriados, se coge un trapo y lo metemos en el agua de cocción, lo escurrimos y envolvemos las piezas (si es de una en una mejor). Por último las envolvemos en film bien apretado. Cuánto menos aire haya dentro mejor. Si tienes envasadora al vacío mejor, pero no es esencial.

Moluscos: mejillones, navajas, berberechos, tellinas…Vivos y sin cocinar: los envolvemos todos juntos y bien apretados con film. Si tenemos envasadora mejor.

Crustáceos como: gambas, saltamontes, bogavante…Vivos o cocinados: envueltos en film, tapper o al vacío. La mejor opción sería cocidos, pero nos limita las preparaciones en la cocina.

Para cocinarlos descongelar  y cocinar aunque algunos moluscos como las tellinas se pueden cocinar directas en la sartén.

Sea como sea, tanto fresco como congelado, disfrutarás de un producto excelente debido a la calidad del producto que previamente habremos seleccionado para ti.

Para dudas o más aclaraciones, puedes contactar con nosotros por teléfono o vía mail.

Peix  a Casa te lo hace fácil, rápido y cómodo!