Pescadería Online 611 633 813 info@peixacasa.cat

Artesanales, hechas por nosotros. Sin conservantes, sin gluten, sin sal.    

Las navajas son un marisco muy apreciado por su delicado sabor y su agradable textura. Para disfrutar a lo grande de este bocado es esencial saber preparar navajas para que queden bien limpias de cualquier resto de arena.

La limpieza de mariscos es más sencilla de lo que parece si sigues una serie de trucos de cocina. También es fundamental escoger bien las navajas en tu pescadería y saber conservarlas en casa adecuadamente hasta que llegue el momento de cocinarlas.

Te explicamos paso a paso cómo cocinar navajas frescas para que lleves a tu mesa todo el sabor del mar.

Paso a paso para preparar y limpiar navajas

Compra de las navajas

Para comprar navajas frescas, debes saber que se comercializan vivas. Asegúrate de comprobar su frescura, debes fijarte en algunos aspectos.

  • Olor: las navajas olerán a mar. Descarta su compra si notas olor a amoniaco.
  • Movimiento: las navajas frescas se cierran al tocarlas. No compres navajas que estén visiblemente abiertas y que no se muevan.

Las navajas gallegas son de mayor calidad que las conocidas como navajas holandesas. Esto se debe a que las gallegas son recogidas a mano por expertos buceadores.

El longueirón es un marisco muy parecido a las navajas. Para distinguirlos, fíjate en su concha. La de la navaja tiene una ligera curvatura y su color es más oscuro.

Preparación de las navajas antes de limpiar

Es fundamental conservar bien las navajas para que no se estropeen. La mejor forma de guardarlas es en la nevera, en un recipiente de cristal sin tapa y cubiertas con hielo. Para que mantengan la humedad, es recomendable taparlas con un paño limpio humedecido con agua.

Limpieza de las navajas

Las navajas viven enterradas en la arena. Por eso y aunque vengan depuradas, es muy importante retirar bien los restos de arena que pueden arruinar la experiencia de degustar este marisco.

El primer paso es lavar cada navaja bajo un chorro de agua fría, retira también las impurezas o algas que puedan tener adheridas a la concha.

Tras esta primera limpieza, se deben sumergir en agua de mar, preferiblemente o en agua con sal. La proporción adecuada es de 40 gramos de sal por cada litro de agua.

Coloca las navajas en vertical dentro de un tarro con el agua con sal. Es necesario que estén totalmente sumergidas. Al meterlas en el agua salada verás cómo se mueven e incluso, sueltan un chorro de agua.

Mete el tarro con las navajas en la nevera durante al menos dos horas para que depuren bien la arena. Pasado este tiempo, vuelve a lavar cada pieza bajo el agua fría.

Preparación para cocinar

Las navajas deben estar vivas antes de cocinarlas. También puedes comprarlas congeladas y tendrás que limpiarlas igual que las frescas, ya que se congelan en cuanto son recolectadas y contendrán restos de arena.

Una vez limpias, estás preparado para aprender cómo cocinar navajas de diversas formas.

Trucos y consejos para limpiar las navajas

La limpieza de mariscos es un paso fundamental antes de cocinarlos, más aún cuando hablamos de bivalvos, que filtran la suciedad y contienen restos de arena.

Las navajas no tienen barbas, pero sí pueden traer algunas impurezas en su concha. Para limpiarlas, puedes usar un estropajo de aluminio limpio y frotar con suaves movimientos circulares. Hazlo despacio para no romper la concha, que es delicada.

Uno de los trucos de cocina más populares para limpiar más rápido las navajas es introducirlas en agua con gas. Las tendrás libres de arena en tan solo 30 minutos.

Cómo cocinar las navajas

Si sabes cómo cocinar mariscos, solo debes seguir las mismas técnicas con las navajas.

Las navajas tienen un agradable sabor a mar y muchos amantes del marisco prefieren degustarlas al vapor, con un chorrito de limón.

También son ideales para comerlas a la plancha acompañadas de un majado de ajo, perejil, aceite de oliva virgen extra y un toque de limón.

La salsa marinera es muy sencilla de hacer y va genial con los mariscos, especialmente los de concha. Hay muchas variaciones de esta salsa, pero la receta clásica incluye caldo de pescado, pimentón, cebolla y un toque de guindilla si te gusta el picante.

Hay muchas recetas distintas con navajas, pero hay que tener la precaución de no cocerlas demasiado para que su carne no se reseque. La textura se volverá correosa si están muy hechas. Lo ideal es sacarlas justo cuando se abren.

Como ves, preparar navajas es sencillo y solo necesitas conservarlas en frío antes de cocinarlas y tener paciencia para que suelten bien toda la arena antes de prepararlas y degustarlas.

Para asegurarte de obtener unas navajas de calidad, comprar mariscos online es una opción cada vez más segura e interesante. Tu pescadería online de confianza te lleva hasta tu casa las mejores navajas con toda la comodidad y la frescura que mereces.