Pescadería Online 611 633 813 info@peixacasa.cat

El pescado, ya sea salvaje o de piscifactoría, nos aporta más de 40 sustancias esenciales entre las que se encuentran: proteínas, vitamina D (100 g de salmón aportan la dosis diaria recomendada de vitamina D), vitamina B12, fósforo, yodo, magnesio, cobre, selenio y omega 3 (DHA, EPA).

El pescado protege nuestro sistema cardiovascular y nuestro cerebro. Además, los omega 3 que contienen actúan sobre el desarrollo neurológico, reducen el riesgo de sufrir depresión y ayudan a prevenir ciertos tipos de cáncer.

Pero, ¿ qué es mejor el pescado salvaje o el pescado de criadero?, ¿en qué se diferencian? En este artículo resolvemos estas dudas y profundizamos sobre las características de ambos tipos de pescado.

¿Cuál es el pescado salvaje?

El pescado salvaje es aquel que es capturado en la naturaleza, dentro de su hábitat natural (océanos, ríos, lagos), mientras que el pescado de acuicultura se cría en tanques grandes o en corrales controlados y ubicados dentro de lagos, océanos o ríos.

Características del pescado salvaje

La principal característica de los pescados salvajes radica en su sabor y en sus cualidades

organolépticas (olor, textura, aspecto). Los pescados salvajes son mucho más delicados y tienen una textura más agradable al paladar que el pescado de piscifactoría.

Además, otra de las ventajas de los pescados salvajes es su calidad nutricional. La calidad nutricional de los pescados depende de aquello que comen. Los pescados salvajes comen una dieta natural muy variada (moluscos, crustáceos u otros peces) y tienden a ser ligeramente más bajos en grasas saturadas que los pescados de criadero.

bacalao salvaje

Los pescados salvajes, por otro lado, están repletos de minerales traza que se encuentran en los océanos.

Por otra parte, los pescados salvajes no contienen antibióticos, como sucede en el caso de los peces piscifactoría.

Está claro que el pescado salvaje es mucho más caro si lo comparamos con el pescado de acuicultura. Si el pescado salvaje está congelado o en conserva su precio es más reducido que el de los ejemplares frescos.

Otra de las diferencias de los pescados salvajes es que tienen un menor control sanitario y una menor trazabilidad al vivir en libertad. Los peces de piscifactoría llevan un seguimiento exhaustivo. Podemos conocer todo de ellos, cómo se han criado y cómo han sido alimentados.

En Peixacasa una vez cortada y limpiada la pieza, pasamos todos los cortes a través de una mesa con diferentes espectros de luz para asegurar que esté libre de anisakis.

Pescado de granja o de acuicultura, ¿ qué es?

Los pescados de granja se crían en una balsa en la que se controla la calidad del agua, o en una jaula situada en mares, ríos o lagos. Normalmente se alimentan con trozos de pescado o con un pienso compuesto de alto contenido energético, su alimentación está testada para comprobar que no contiene contaminantes ni patógenos.

La calidad sanitaria del pescado piscifactoria depende tanto de su alimentación (con más o menos productos vegetales), de los tratamientos que reciban (antiparasitarios, antibióticos), del espacio del que dispongan para moverse y de la calidad de las aguas (cuencas terrestres, marismas costeras, jaulas en el mar). Estas piscifactorías son muy vulnerables a la contaminación y, en ocasiones, la carne de determinados peces contiene niveles de contaminantes superiores a los de las especies silvestres. Para evitar este riesgo, se llevan a cabo controles periódicos.

Existen piscifactorías ecológicas donde, salvo la trucha de piscifactoría que no puede competir con la trucha salvaje, las cualidades gustativas del pescado que se producen en ellas son similares a la de los ejemplares salvajes. En las piscifactorías ecológicas, la dieta del pescado está seleccionada rigurosamente y el número de tratamientos farmacológicos es muy limitado.

La acuicultura es importante en muchos sentidos, no solo como fuente de alimento. Proporciona productos de alto valor comercial, restauración de hábitats, reposición de poblaciones silvestres y reposición de especies amenazadas en peligro de extinción. También ayuda con la acumulación de nutrientes, disminuye el riesgo de brotes de enfermedades en ambientes acuáticos, previene el escape de especies no nativas y aumenta la calidad del producto final.

Características principales

El precio de los pescados de piscifactoría es mucho más reducido que el del pescado salvaje.

El pescado de acuicultura tiene un mayor control sanitario y una mayor trazabilidad, debido a su riguroso control sanitario, los pescados de granja no contienen el parásito del anisakis.

Es verdad, que el sabor y la textura de los pescados de piscifactoría no es tan delicado como el de los pescados salvajes.

Los peces de piscifactoría generalmente contiene más grasa debido a su alimentación, aunque tienen menos omega 3 y 6, que el pescado salvaje.

Cómo saber si un pescado es salvaje o de acuicultura

A pesar de las diferencias que hemos señalado entre los pescados salvajes y los pescados de criadero, en la mayoría de los casos a los consumidores nos resulta imposible distinguirlos.

Para saber si un pescado es salvaje o de acuicultura podemos fijarnos en estos pequeños detalles:

  • Los pescados salvajes suelen tener un sabor y olor más suave, la carne más oscura y una textura más firme. Por el contrario, los peces piscifactoría tienen una carne más clara, un sabor y olor más intenso y una textura más jugosa y tierna.
  • Otra de las diferencias radica en el tamaño. Los pescados salvajes son más pequeños y fibrosos frente a los pescados de granja que son más grandes y menos fibrosos.
  • En cuanto a la seguridad, ambos tipos de pescado son igual de seguros debido al riguroso control que actualmente tiene el pescado de acuicultura. El porcentaje de hormonas, antibióticos u otras sustancias que tienen los peces de piscifactoría es tan reducido que no supone ningún riesgo para la salud humana.

Hay pescados de acuicultura que por su sabor y aspecto parecen salvajes. En muchas ocasiones, nos sugestionamos y creemos que los pescados salvajes son mejor porque hemos pagado más. El caso más difícil de diferenciar, entre ambos tipos de pescado, son los ejemplares de lubina y dorada. Los de acuicultura son un poco más grasos debido a que se mueven menos y las alimentan a conciencia. Sin embargo, según la época del año y la alimentación que haya recibo, un ejemplar salvaje (comiendo mucho pescado azul)puede tener más cantidad de grasa infiltrada, lo que lo convierte en más meloso.

Conclusión

El pescado tiene una gran riqueza nutricional y aporta a nuestro organismo sustancias esenciales que previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares, neurológicas y determinados tipos de cáncer. Por eso es necesario para nuestra salud consumir pescado de forma habitual, da igual que sea salvaje o de piscifactoría.

La mejor forma de comprar pescado de calidad consiste en acudir a tu pescatero o comercio de confianza en el que te aconsejarán siempre sobre el producto más recomendable y te informarán sobre el origen y trazabilidad del pescado que compres.

Chat
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte? 🐟