Pescadería Online 611 633 813 info@peixacasa.cat

En Peix a Casa somos expertos en salmón, y hemos conseguido un precio insuperable!! Ten en cuenta, que no todos los salmones son iguales, ya que sus métodos de extracción y producción son diferentes según el origen. Por esta razón y el gran volumen de Kg que nos pedís, hemos conseguido un salmón excelente a un precio más bajo. Pulsa AQUÍ para llevarte salmón de calidad extra. APROVECHA AHORA!    

Mejillones del Delta del Ebro

El mejillón del Delta del Ebro es uno de los tesoros más preciados del mar Mediterráneo.

Cultivado en el entorno único del Parque Natural Delta del Ebro, una Reserva de la Biosfera, este marisco destaca por su exquisito sabor y su excelente calidad. Además de ser un deleite para el paladar, el mejillón del Delta del Ebro ofrece numerosos beneficios para la salud gracias a su alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales esenciales.

Este producto de proximidad y sostenible no solo apoya la economía local, sino que también permite a los consumidores disfrutar de un alimento nutritivo y respetuoso con el medio ambiente.

Valor nutricional del mejillón

Los beneficios nutricionales de los mejillones del Delta del Ebro son muchos y muy conocidos. Son especialmente ricos en proteínas de alta calidad, lo que los convierte en una excelente opción para aquellos que siguen una dieta basada en vegetales o necesitan una fuente adicional de proteínas magras.

Además, los mejillones son una fuente destacada de ácidos grasos, omega-3, vitaminas del grupo B (como la B12 y la B2), vitamina C, hierro, zinc y selenio. Estos nutrientes son fundamentales para el funcionamiento adecuado del organismo y ayudan a mantener un sistema inmunológico fuerte.

En la siguiente tabla podemos observar las aportaciones del mejillón.

Valores nutricionales del mejillón (por 100 gramos)

Nutriente Cantidad % Valor Diario*
Calorías 86 kcal 4%
Proteínas 11.9 g 24%
Grasas totales 2.2 g 3%
Grasas saturadas 0.4 g 2%
Omega-3 0.5 g
Hidratos de carbono 3.7 g 1%
Azúcares 0 g 0%
Fibra dietética 0 g 0%
Vitamina B12 20.4 µg 850%
Vitamina B2 (Riboflavina) 0.21 mg 16%
Vitamina C 8.0 mg 9%
Hierro 3.95 mg 22%
Zinc 1.6 mg 15%
Selenio 44.8 µg 82%
*Valores diarios basados en una dieta de 2000 calorías.

Proteínas de alta calidad

Una de las características más notables de los mejillones del Delta del Ebro es su alto contenido en proteínas de alta calidad. Estas proteínas son fundamentales para el crecimiento y la reparación de tejidos, la producción de enzimas y hormonas, y el mantenimiento de la masa muscular. Para aquellos que siguen dietas basadas en plantas o necesitan una fuente adicional de proteínas magras, los mejillones son una opción excelente.

Ácidos grasos omega-3

Los mejillones son también una rica fuente de ácidos grasos omega-3, particularmente el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). Estos ácidos grasos tienen propiedades antiinflamatorias y son esenciales para la salud cardiovascular. Ayudan a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre, lo que disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

Vitaminas esenciales

Los mejillones del Delta del Ebro contienen una variedad de vitaminas esenciales. Son especialmente ricos en vitaminas del grupo B, como la B12 y la B2. La vitamina B12 es crucial para la formación de glóbulos rojos y el mantenimiento del sistema nervioso, mientras que la vitamina B2 (riboflavina) es importante para la producción de energía y la función celular. Además, los mejillones proporcionan vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico, ayuda en la absorción de hierro y promueve la salud de la piel.

Minerales vitales

Este marisco es una excelente fuente de minerales como el hierro, el zinc y el selenio. El hierro es esencial para la producción de hemoglobina y la prevención de la anemia. El zinc apoya la función inmunológica y la síntesis de proteínas, mientras que el selenio actúa como un potente antioxidante, protegiendo las células del daño causado por los radicales libres.

Consejos para comprar mejillones

Los mejillones del Delta del Ebro son un manjar delicioso y nutritivo que se puede disfrutar de muchas maneras. Para garantizar la mejor experiencia culinaria, es esencial saber cómo comprar, conservar y preparar estos mariscos correctamente.

Aquí te ofrecemos algunos consejos útiles para cada etapa. Al comprar en Peix a Casa no te has de preocupar por la calidad del mejillón que recibirás en tu casa pero conocer en qué fijarte si has de comprar mejillones directamente te puede ayudar.

Compra de mejillones

  • Busca frescura: Al comprar mejillones frescos, asegúrate de que las conchas estén bien cerradas. Los mejillones con conchas abiertas pueden estar muertos y no deben consumirse.
  • Elige los mejillones sin daños: Las conchas deben estar intactas, sin astillas ni grietas. Los mejillones dañados pueden albergar bacterias y no son seguros para comer.
  • Aroma marino: Los mejillones frescos deben tener un olor suave y agradable a mar. Evita los que tengan un olor fuerte o desagradable.
  • Compra de fuentes fiables: Compra mejillones en tiendas de confianza como la nuestra, mercados locales o directamente de pescadores para asegurar su frescura y calidad.

Conservación de mejillones

  • Refrigeración adecuada: Si no cocinas los mejillones inmediatamente, mantenlos en el refrigerador. Colócalos en un recipiente abierto cubierto con un paño húmedo. Esto permitirá que respiren y se mantengan frescos.
  • No los sumerjas en agua dulce: Mantén los mejillones alejados del agua dulce, ya que esto puede matarlos. Si es necesario, puedes enjuagarlos brevemente con agua fría justo antes de cocinarlos.
  • Consúmelos rápidamente: Los mejillones frescos deben consumirse dentro de dos días después de la compra para garantizar su calidad y seguridad.
  • Congelación de mejillones: Si planeas congelar los mejillones, recuerda que no se puedes congelarlos directamente, debes escaldarlos o cocerlos primero y guardarlos con un poco de su propia agua, igual que las almejas.

Preparación de mejillones

  • Limpieza adecuada: Antes de cocinarlos, lava los mejillones con agua fría. Usa un cepillo o estropajo para eliminar cualquier residuo o suciedad de las conchas.
  • Desecha los mejillones muertos: Durante la limpieza, desecha cualquier mejillón que no se cierre al tocarlo ligeramente.
  • Eliminación de barbas: Retira las “barbas” (hilos fibrosos que sobresalen de las conchas) tirando de ellas hacia el extremo más estrecho de la concha. Esto es más fácil hacerlo justo antes de cocinarlos.
  • Métodos de cocción: Los mejillones se pueden cocinar de diversas maneras: al vapor, hervidos, a la parrilla, fritos o al horno. La cocción al vapor es una de las formas más comunes y permite resaltar su sabor natural.
    • Cocción al vapor: Coloca los mejillones limpios en una olla grande con un poco de líquido (agua, vino blanco o caldo). Tapa la olla y cocina a fuego alto hasta que los mejillones se abran, aproximadamente de 5 a 7 minutos. Desecha los que no se abran.
    • Cocción al horno: Puedes hornearlos con una variedad de ingredientes como ajo, hierbas y pan rallado para un plato más elaborado.
  • Evita la sobrecocción: Los mejillones se cocinan rápidamente y pueden volverse gomosos si se cocinan demasiado tiempo. Una vez que las conchas se abran, están listos para comer.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de los mejillones del Delta del Ebro en su máxima frescura y sabor, aprovechando al máximo sus beneficios nutricionales.